Es fundamental tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Cada país tiene sus propios criterios en relación al ingreso y permanencia de turistas extranjeros en su territorio, por lo tanto será necesario que te informes sobre los requisitos en la Embajada o Consulado del país de tu destino turístico.

Ahora bien, en caso de que tu viaje no sea turístico y sea de trabajo o de estudios, tu visa –en caso de necesitarla- tendrá que ser diferente. Por tal motivo deberás informar el tipo de tu viaje cuando hagas el trámite correspondiente, para no tener problemas en el sector de inmigraciones del país de tu destino.

Anota los e-mails y teléfonos de las Embajadas y Consulados en tu país de destino, para poder entrar en contacto en caso de algún imprevisto que te obligue a ello.

Verifica la vigencia de tu pasaporte con bastante antecedencia a la fecha de tu embarque.

Lleva siempre contigo copias de todos tus documentos y guardalos en lugares diferentes de los originales, pues en caso de pérdida o robo, siempre tendrás cómo comprobar quién eres, facilitando los trámites posteriores.

Infórmate también en las Embajadas o Consulados del país de tu destino de viaje, sobre la necesidad o no de aplicarte determinadas vacunas.

Identifica siempre tus maletas (nombre, apellido y algún teléfono de contacto) e infórmate en tu compañía aérea cuál es el peso máximo permitido para equipaje en bodega y de mano, para evitar pagar exceso.

Confirma con antecedencia tu vuelo y llega al aeropuerto como mínimo dos horas antes del embarque para despachar con tiempo tus maletas y tener tiempo para pasear por el free-shop.

Antes de embarcar, registra todos los equipos electrónicos que estés llevando (cámara fotográfica, filmadora, computadora, etc.)

Nunca abandones, ni por un instante, tu equipaje en el aeropuerto. Siempre estate atento.

Jamás aceptes de desconocidos en el aeropuerto, una encomienda “para llevar a un familiar”.

Nunca transportes dinero en efectivo en un mismo lugar. Divídelo y lleva siempre una tarjeta de crédito.

No te olvides de llevar los medicamentos que sueles tomar, más aún si sufres de alguna enfermedad crónica, como presión alta o arritmia.

Adquiere un seguro de viaje para cumplir con los requisitos obligatorios, pero fundamentalmente para tener protección ante cualquier enfermedad o accidente que pueda suceder estando en el exterior.

En GO! Travel Assistance podrás encontrar tu mejor asistencia en viaje internacional, ya que cumplimos con todos los requisitos que los países exigen para sus turistas.